Logo MinDef
Inicio
Mapa del Sitio
Contacto
MinDef»Institucional»Política Nacional de la Defensa»Objetivos de la Gestión
Compartir Compartir YouTube Twitter Facebook RSS

Objetivos de la Gestión

Consolidar la Política de Defensa como una Política de Estado.

Fortalecer la conducción del Sistema de Defensa Nacional.

Consolidar la profesionalización de las Fuerzas Armadas.

Sostener la concepción de la defensa como componente activo de la Política Exterior de la Nación.

Promover y desarrollar un ambiente de paz en la región, que actúe como multiplicador de las capacidades nacionales, tendiendo a lograr en el largo plazo el establecimiento de una política de defensa cooperativa subregional común.

Contribuir a la paz regional y a la seguridad internacional a través de los mecanismos de consulta y diálogo en materia de defensa bilateral y multilateral, la participación activa en operaciones de mantenimiento de la paz bajo mandato de las Naciones Unidas y el desarrollo de medidas de confianza mutua y de cooperación militar.

Desarrollar una política militar que afiance la acción conjunta y la interoperabilidad de las Fuerzas Armadas, apuntando tanto a la conducción operacional como a la racionalidad en el empleo de los medios.

Avanzar con la reestructuración, modernización y reequipamiento de las Fuerzas Armadas, conforme los parámetros del art. 4º de la Ley 24.948, realizando los esfuerzos presupuestarios necesarios a tal efecto.

Promover la educación y capacitación de los recursos humanos, enfatizando la difusión de la temática del Derecho Internacional Humanitario y de los Derechos Humanos.

Priorizar la recuperación de la capacidad de producción e investigación para la defensa, vinculándola con los objetivos nacionales en materia de desarrollo económico y social y progreso tecnológico.

Afianzar el diálogo y la cooperación con la sociedad civil, para el mantenimiento de una política de defensa con un alto nivel de consenso.

Promover la transparencia presupuestaria del Sistema de Defensa Nacional contribuyendo a la construcción de confianza en el ámbito regional y una mejor rendición social de cuentas.